Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Air France – KLM, decidida apuesta a la sostenibilidad

El grupo Air France-KLM está ejecutando un programa innovador para lograr la descarbonización del sector. Firme en su idea de que las empresas deben desempeñar un papel activo en el futuro de los viajes sostenibles, las aerolíneas ya están implementando el uso de combustible de aviación sostenible (SAF) en algunos de sus vuelos.

En un momento en el que la concientización sobre los problemas climáticos está en el centro de la estrategia de muchas empresas, el programa corporativo de Combustible Sostenible para la Aviación (SAF) de Air France-KLM ofrece a los clientes la oportunidad de formar parte de la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

“Nuestra hoja de ruta de carbono, alineada con los Acuerdos de París, establece objetivos claros: una primera etapa que entrega una reducción del 15 % en nuestras emisiones totales de gases de efecto invernadero para 2030, teniendo en cuenta el crecimiento del sector, y una reducción del 50 % en las emisiones por pax /km relativo a la línea de base de 2005; neutralidad de carbono para nuestras operaciones terrestres para 2030; y, para 2050, un objetivo de cero emisiones netas de CO2 para todos los vuelos dentro y fuera de la UE”, explicó Benjamín Smith, director ejecutivo De Air France-KLM.

“Para ello, hemos implementado acciones concretas como la modernización de la flota con aeronaves más eficientes en combustible (y también más silenciosas), nuestra participación durante una década en programas de desarrollo de producción sostenible de combustible de aviación, esencial para alcanzar nuestras ambiciones, y la capacitación de toda nuestra gente en prácticas más sostenibles que les permitan contribuir a nuestros objetivos a diario en sus profesiones individuales, como el ecopilotaje”, continuó.

El uso de Combustible de Aviación Sostenible (SAF por sus siglas en inglés) es un eje central de su apuesta hoy en día. Este es producido a partir de aceite de cocina usado o de residuos forestales y agrícolas, que pueden incorporarse de forma segura sin modificar los aviones en funcionamiento actualmente. Su uso puede reducir las emisiones en más de un 85% en comparación con el combustible convencional. Por lo que, para la compañía, esta estrategia es “palanca importante para alcanzar la ambición de cero emisiones netas de CO2 para 2050”.

A partir de este año, Air France, KLM y Transavia comenzarán a incorporar combustible de aviación sostenible en los vuelos que se originan en Francia y los Países Bajos. Esto se traducirá en la sustitución del 0,5% al 1% de la cantidad total de combustible utilizada anualmente. En el futuro, la trayectoria de descarbonización del Grupo consiste en acelerar la incorporación de SAF a medida que aumenta la producción, con un objetivo del 5% en 2030 y hasta del 63% en 2050.  

Por ello, con el fin de compensar el corte del uso de combustible de aviación sostenible, Air France-KLM aplicarán un recargo a los tiquetes aéreos. Los pasajeros de clase económica pagarán entre uno y cuatro euros más, mientras que los de clase ejecutiva pagarán entre 1,5 euros y 12 euros, dependiendo de la distancia a su destino. Además, a partir del 13 de enero de 2022, los clientes que lo deseen podrán contribuir voluntariamente a la compra de combustible de aviación sostenible adicional.

Air France es una de las primeras aerolíneas en el uso de este combustible y ha estado apoyando la creación de un sector industrial especializado en la producción de este combustible, dado que el freno al mayor uso de estos combustibles es su elevado precio, entre cuatro y ocho veces más alto que el del querosén, debido, entre otros, a su producción insuficiente.

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar