Anato: un recorrido por San Andrés y Providencia

Durante cinco días, 16 agentes de viajes se sumergieron en las aguas turquesa del mar de siete colores, disfrutaron de su abundante riqueza natural terrestre y marina y redescubrieron la diferentes actividades y experiencias que ofrece el archipiélago de San Andrés y Providencia gracias a un fam trip organizado por Anato Nacional con el apoyo de Fontur.

Después de numerosas tormentas —reales y metafóricas—, el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina busca ratificarse nuevamente como uno de los destinos turísticos más atractivos de Colombia. Con el propósito de presentar las ya conocidas y nuevas apuestas del destino, Anato Nacional, con el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Fontur y Anato Capítulo San Andrés, llevó a cabo un fam trip del 28 de mayo al 1° de junio que convocó a agencias de viajes de todo el país.

En sus 44 km2 de superficie terrestre y su extensión marítima de más 300.000 km2, las islas brindan un atractivo abanico de actividades para los amantes del sol y playa, la aventura, los deportes náuticos y, también, el turismo cultural. A lo largo de cinco días, 16 agentes de viajes pudieron conocer y reconocer estos productos turísticos, cuyas notables diferencias en las islas contribuyen a crear una experiencia completa y complementaria para los visitantes.

Providencia, “el Caribe del ayer”

Como “el Caribe del ayer” define Jennifer Archbold, gerente de Paradise Tours Contact, la experiencia de Providencia, a 90 kilómetros de San Andrés. Sus playas casi vírgenes, manglares, bosques tropicales y vida marítima sumadas a su ritmo tranquilo, riqueza musical y deliciosa gastronomía típica sustentan esta afirmación. Cabe resaltar que el proceso de reconstrucción de la isla tras el paso del huracán Iota ya se encuentra en un 80 % y está más que lista para recibir a los viajeros.

Providencia no busca ser un “destino de lujo”, pero es “un lujo de destino”. Para llegar, es necesario tomar un vuelo desde San Andrés operado por Satena; la aerolínea ofrece entre tres y cuatro vuelos diarios a la semana. Se recomienda que los viajeros lleguen con suficiente anticipación al aeropuerto para que se registren en el counter de Satena antes de pasar a sala sin importar si hicieron el web check-in o no.

El principal atractivo turístico de Providencia es la 3° barrera coralina más grande del mundo. Con 32 kilómetros de longitud, más o menos la distancia entre Bogotá y Zipaquirá, es hábitat de alrededor de un millón de especies marinas, incluyendo peces, corales, crustáceos y moluscos. Así las cosas, no es sorpresa que el océano sea el escenario principal de numerosas actividades y un “paraíso” para los amantes del buceo, quienes destacan lo cerca que nadan los tiburones y otros grandes peces.

En Providencia operan siete escuelas de buceo y para quienes no han practicado este deporte existe la posibilidad de hacer un minicurso con una inmersión de 10 metros. La pesca artesanal, el kayak y el esnórquel son otras de las actividades que se pueden realizar dentro del agua en las cercanías de la isla o algunos de sus cayos.

Ciertamente, la mejor forma de conocer la isla es en lancha, en una excursión que permite conocer sus principales atractivos. La primera parada es la Cabeza de Morgan, una formación rocosa con forma de cabeza rodeada de aguas turquesa que se observa desde el mar. Continua en isla Santa Catalina, a la que se llega desde la playa Fort Bay, desde donde se sube hasta el Fuerte Warwick (un asentamiento de defensa militar inglés del cual solo quedan algunos cañones y tiene unas vistas panorámicas impresionantes) y tras un corto recorrido a pie termina en el Puente de los Enamorados, que la conecta con Providencia.

Tras volver a abordar la lancha, se visita el Parque Natural Nacional MacBean Lagoon, también conocido como Cayo Cangrejo, un pequeño islote famoso por sus vistas panorámicas y su vibrante vida marina. Allí los viajeros podrán observar todas las tonalidades del mar de siete colores desde su cima y practicar esnórquel alrededor del cayo. El recorrido termina en Playa Manzanillo, una de las más amplias y lindas de Providencia, caracterizada por sus arenas blancas y aguas cristalinas. Allí los pasajeros pueden relajarse un rato, disfrutar de la gastronomía local y tomarse una bebida refrescante.

Al suroeste se encuentra la playa Southwest, una de las más extensas de la isla y el lugar ideal para observar una puesta del sol inolvidable. Allí, además de disfrutar de unas playas tranquilas sin gran afluencia de visitantes, se recomienda almorzar en el Divino Niño, donde se encontrarán platos generosos y deliciosos con pescas frescas. El plato mixto —que tiene pescado, cangrejo, caracol pala, langosta y patacones, arroz con coco y ensalada— es especialmente recomendado.

Otras recomendaciones especiales para que los viajeros disfruten de la gastronomía son Miss Elma, uno de los fundadores del turismo en Providencia en 1968 con platos locales y variados; y Caribbean Place Donde Martin, con abundantes y deliciosas preparaciones con un toque de autor.

Aunque el mar es el lugar ideal para disfrutar de Providencia, la isla también ofrece diferentes actividades en tierra para disfrutar, entre ellas se encuentran tres senderos para realizar caminatas (se recomienda especialmente el que llega a la cima de The Peak); visitas a fincas raizales en las que se puede observar los cultivos locales y comer comida tradicional; toures gastronómicos y actividades de pesca artesanal que culminan cocinando la pesca del día.

¿Y donde hospedarse? El Pirata Morgan fue el hotel anfitrión en este viaje, y ofrece amplias habitaciones hasta para cuatro personas con aire acondicionado y baño, piscina y restaurante. Asimismo, llama la atención Posada del Mar, recientemente reconstruido, que ofrece 24 habitaciones con vista al mar, uno de los únicos en la isla; y también Cabañas Agua Dulce, con amplias y acogedoras cabañas que buscan ofrecer una experiencia auténtica.

En este viaje, Paradise Tours Contact fue el turoperador anfitrión del destino, que destacó por su profundo conocimiento de la isla y el profesionalismo de sus servicios. Todas las actividades en la isla -desde el recorrido terrestre hasta el buceo- se puede contratar a través de ellos con guianzas en español, inglés, francés, alemán y portugués.

San Andrés no pasa de moda y providencia

En palabras de Nashalee Livingston, directora ejecutiva de Anato Capítulo San Andrés, uno de los principales objetivos de este viaje de familiarización es “impulsar a San Andrés para que se posicione como uno de los mejores destinos turísticos del país, pero con una visión diferente. Si bien tenemos una de las mejores playas del país, queremos que los agentes nos reconozcan por otros productos turísticos”.

La mejor forma de conocer San Andrés es alquilar una mula, un carro todo terreno, que permite que el viajero explore la isla a su ritmo. Además de las ya famosas paradas en el Hoyo Soplador y la Cueva de Morgan, podrán incluir una visita a la Casa Museo Isleña, que celebra la cultura y costumbres de los nativos con exposiciones de objetos históricos y culturales.

Posteriormente, pueden parar en el balneario de West View, donde podrán sumergirse en una piscina natural de seis metros de profundidad entre peces de colores, y hacer esnórquel y bucear. Los más aventureros podrán deslizarse por un tobogán o saltar de trampolines de más de tres metros de altura. Allí también se podrá ver la famosa estatua de Poseidón, a ocho metros de profundidad, y hacer Sea Treck, una experiencia en la que el viajero se pone un casco y camina por el fondo del mar.

El recorrido en mula también puede incluir una parada en alguno de los numerosos clubs de playa de San Andrés, que permite pasar un día o media jornada con variedad de servicios y actividades. Los participantes del fam trip también pudieron disfrutar de la tradicional noche blanca del destino en una embarcación que ofrece cena tipo buffet, show en vivo y música bailable.

Asimismo, además de actividades ya conocidas como los tours en catamarán al amanecer y las actividades como esnórquel, kayak y paddle, los turoperadores locales han comenzado a incorporar nuevas actividades a su portafolio. Entre los agentes de viajes llamó especialmente la atención las actividades en Rocky Cay, y experiencias emocionantes como parasailing (que elevan al turista por el aire en paracaídas conectados a un bote) y los kayak transparentes.

Más opciones hoteleras

En el marco del fam trip, se realizó una rueda de negocios con 19 proveedores locales en las que se presentaron los diferentes productos y servicios del archipiélago.

En los últimos años, San Andrés ha visto una importante renovación de su oferta hotelera, evidente en la apertura de nuevos hoteles y la renovación de otros clásicos. La inspección de estos alojamientos fue uno de los aspectos centrales de las actividades en este destino:

  • Grand Sirenis San Andrés: Una propuesta de lujo todo incluido. Amplias habitaciones (con servicio de mayordomo en algunas categorías), piscinas para adultos y niños, spa y una gastronomía espectacular hacen parte de la oferta.
  • Aquamare: Con personalidad propia, espacios modernos y una decoración inspirada en el mar, cuenta con tres categorías de habitaciones, dos restaurantes, bar con cocteles de autor y una encantadora terraza.
  • Reina del mar: Brinda una propuesta de glamping en contenedores que se complementa con un ambiente dinámico y tropical frente al mar.
  • Cocoplum: Promete una experiencia en la playa para familias o parejas en sus 42 espaciosas habitaciones.
  • In Di House of Reggae: Ubicado en San Luis, está inspirado en la influencia de este estilo musical en la isla. Ofrece ocho habitaciones, cada una decorada en honor a un artista distinto, piscina, restaurante y un bar.
  • Sea Avenue: Ubicado en el centro, se caracteriza por sus espacios contemporáneos con el encanto de la isla.
  • Hotel Casablanca: Este clásico hotel ha renovado sus espacios para darles un ambiente más moderno; instaló ventanas insonorizadas y ofrece 10 modernos bungalows para familias o grupos.
  • Nativo Collection: Resalta las artesanías y biodiversidad de la isla. En el centro y a tres minutos de la playa, ofrece 99 habitaciones, dos restaurantes, piscina y solárium.
  • Arena Blanca: inauguró recientemente una nueva piscina ‘oasis’ y una nueva torre Oasis con ambiente contemporáneo y un nuevo restaurante.
  • Samawi: 80 habitaciones pensadas en familias o en grupos, a pocos minutos de la playa en el centro de la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce Más Destinos Hoteles Actualidad Tendencias Y  más...

© 2023 Gráfica y Servicios Americanos S.A.S.
Todos los derechos reservados.
Oficinas: Carrera 12 # 79 -08  y Calle 99 # 10-57 
PBX +57 601 455 30 93 | Celular +57 317 575 67 58 
Bogotá – Colombia